Ante las recientes declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las que volvió a insistir en su polémica decisión de construir un muro fronterizo so pretexto de ‘protegerse de su país’, México reafirma que no pagará ‘de ninguna manera’ por esa obra.
Mediante un comunicado difundido el jueves por su Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el Gobierno mexicano asegura que “no pagará, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, un muro o barrera física que se construya en territorio estadunidense” a lo largo de la frontera con el país latinoamericano.
A este respecto, el texto aclara que esta determinación no es parte de una estrategia negociadora mexicana, “sino un principio de soberanía y dignidad nacional”.
Tras tachar a México del “país más peligroso del mundo”, Trump abogó nuevamente por construir su polémico muro, esta vez, bajo pretexto de “parar el flujo de drogas” desde su vecino sureño, logrando así la “seguridad” para Estados Unidos.
En reacción, México admite que tiene un problema significativo de violencia, pero, conforme señala el documento, es “abiertamente falso” que sea el país más peligroso del mundo.