El periodista Carlos Domínguez Rodríguez quien tenía 77 años y colaboraba con una columna política y trabajaba para El Diario de Nuevo Laredo, fue asesinado de 21 puñaladas mientras viajaba con cuatro familiares en un auto.

En el momento de la atípica ejecución, circulaba en su auto acompañado de cuatro familiares, dos adultos y dos menores, quienes resultaron ilesos al ataque.