Cerca de las 6:30 de la mañana de este miércoles, rescatistas recuperaron el cuerpo de la niña Paola Mireya, dentro de los escombros del Colegio Rébsamen.

El colapso del plantel ubicado al sur de la Ciudad de México, ha dejado más de 20 muertos, entre los que hay niños y maestros, de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Lo que era un plantel de cuatro niveles y con más de dos décadas de vida, el colegio se convirtió ayer en una sola planta, luego del sismo de magnitud 7.1 que sacudió a la Ciudad de México.

Ubicado en el cruce de calzada de las Brujas y Rancho Tamboreo, en la colonia Nueva Oriental Coapa, el plantel sufrió los embates del sismo, pero permitió que la mayoría de los alumnos que se encontraban en clases normales pudieran salir.

Segundos después del movimiento telúrico, los vecinos y elementos de la policía empezaron a buscar entre los escombros para sacar a los niños y maestras que quedaron atrapados, mientras llegaban elementos de la Secretaría de Marina (Semar) para tomar el mando.

Las primeras labores de auxilio consistieron en apuntalar con polines de madera las partes que quedaron en pie, en donde justamente se escuchaba a algunos niños pidiendo ayuda.

Una camioneta que estaba estacionada enfrente de la escuela sostuvo por largo rato parte del techo del cuarto piso. Luego de apuntalar, los rescatistas ubicaron a tres menores que pedían auxilio y que fueron los primeros en ser rescatados después de varias horas de labores.

Uno de los padres logró colarse al colegio y sacar de entre los escombros, aparentemente, el cuerpo de su hijo.

Algunos de los niños heridos fueron trasladados a los hospitales Ángeles de Acoxpa y del Pedregal, y al hospital Naval que se encuentra cerca de la zona.

Las casas aledañas han funcionado como dispensarios médicos, centros de acopio y comedores públicos para los rescatistas y personas afectadas.

Horas después del sismo, algunos familiares dijeron que habían recibido mensajes de texto de dos niñas que se encontraban bajo los escombros de la escuela.

Alrededor de las 23:00 horas, cientos de personas estaban en las inmediaciones de la escuela para ayudar en el rescate o a la espera de que los menores fueran sacados de entre los escombros.

Por la noche, el presidente Enrique Peña Nieto, visitó el plantel, acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, así como los secretarios de Marina, Vidal Francisco Soberón, y de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

El Jefe del Ejecutivo informó que permanecen en este plantel 500 elementos de las Fuerzas Armadas y de Protección Civil.