El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge interpuso una demanda de amparo ante el Poder Judicial de la Federación con el objetivo de conocer si existe alguna orden de aprehensión en su contra por delitos locales.

De esta forma, el titular del Juzgado Quinto de Distrito de dicha entidad concedió una suspensión provisional en contra de algún tipo de mandato judicial que pudiera haber sido emitido por el juez penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Othón P. Blanco.

Para que sea efectiva la suspensión, el juzgador fijó una garantía de 59 mil pesos que deberán ser pagados ante el Juzgado Federal, pues de lo contrario se perderá la efectividad del beneficio judicial concedido.

Además, si tras analizar los informes correspondientes se descubre que no existe la orden de aprehensión que alega el exgobernador de Quintana Roo, la demanda de amparo será desechada inmediatamente.