La noche de este jueves se registró una balacera en el mero centro de la ciudad de Cancún.

El reporte llegó al rededor de las 8:20 de la noche al número de emergencias 911, presuntamente sicarios y elementos de la policía ministerial mantenían un enfrentamiento por toda la Av. Tulum.

Cancunenses que se encontraban transitando por esta avenida se tuvieron que esconder en las inmediaciones de negocios aledaños y un supermercado que se encontraba a escasos metros de la balacera.

Aunque por su parte, algunos negocios optaron por cerrar sus puertas para evitar algún percance.

De acuerdo a los primeros reportes fue una persecución que se llevó a cabo entre unos presuntos delincuentes y los elementos de la policía, además de la participación del Ejército.

También se registraron disparos en el mercado del Kiwi, a unos metros de la Glorieta y frente al Palacio Municipal, muy cerca de la misma zona.

El tiroteo se extendió hacia la avenida Náder, paralela a la avenida Tulum, en donde se presume que fueron heridos algunos de los implicados.

Las calles que rodean el primer cuadro de la ciudad fueron cerradas y al lugar arribaron elementos de la policía.

El gobierno de Quintana Roo emitió un breve mensaje: “La situación en Cancún está bajo control, tras la detención de un grupo de personas”.

Oficialmente se informó que fue la “ejecución de una acción ministerial” lo que provocó la persecución.

Algunas habitantes narraron que las detonaciones se escucharon a la altura de Plaza las Avenidas, localizada en las avenidas Xcaret y Coba.

Una ciudadana que se encontraba dentro de la tienda Chedraui indicó que en cuanto se escucharon los disparos, cerraron el establecimiento y les pidieron tirarse al piso, por seguridad.

Algunas versiones más, aun no confirmadas, reportan que también se registraron disparos a la altura de la Plaza de Toros, en la zona centro.

A través de un comunicado, la Fiscalía del Estado destacó al lugar arribaron soldados, marinos y agentes estatales. Con lo anterior se logró la detención de los delincuentes.