El trío islandés que en muchas de sus letras utiliza el vonlenska, que no es un verdadero lenguaje. (Foto: Facebook)

La banda islandesa presentó el primero de sus conciertos en el Auditorio Nacional, donde mostraron un increíble espectáculo de efectos visuales a sus fans

CIUDAD DE MÉXICO.

El trío islandés Sigur Rós tuvo una victoriosa noche al presentar su espectáculo de luz, sonido y efectos visuales por primera vez en elAuditorio Nacional de la Ciudad de México.

Cerca de 10 mil personas disfrutaron del primero de los dos conciertos que la banda del llamado post-rock, hoy integrada sólo por tres músicos, tiene programada en México como parte de su World Tour 2017.

El espectáculo está dividido en dos partes, la primera, una conexión más íntima entre el grupo conformado por el cantante Jón Pór Birgisson, el baterista Orri Páll Dýrason y el bajista Georg Hólm y sus fans, donde el primero hace alarde de su original y peculiar falsete y Dýrason, se lleva la noche al ejecutar de manera impecable la batería

Para la segunda parte, luego de un receso de 15 minutos, el espectáculo está cargado de efectos visuales y de luces que de verdad sorprenden a los espectadores que en total silencio, gozaban cada una de las interpretaciones del trío islandés y aplaudían todo que estos músicos experimentaban con sus instrumentos, coordinándose de manera casi exacta con su equipo de iluminación y de video, creando un gran espectáculo audiovisual en el escenario.

Prueba de todo esto, fue el cierre final, cuando los músicos interpretaron “Popplagid”, donde el sonido, la guitarra eléctrica del vocalista que la toca con un arco de cello, su voz, la batería, el bajo, los efectos de computadora, las luces estroboscópicas y los videos en forma de flashes, “estallaron” al mismo tiempo, haciendo retumbar el auditorio y el público como hipnotizado ni siquiera parpadeaba por no perderse ningún detalle de la experiencia que estaban viviendo.

Algunas de las canciones que Sigur Rós interpretó esta noche fueron: “Á”, “Ekki múkk”, “Ovedour”, “Staralfur”, “Ny batterí”, “Festival”, “Fljótavik”, entre otras.

El trío islandés que en muchas de sus letras utiliza el vonlenska, que no es un verdadero lenguaje ya que carece de una estructura gramática consistente y significado en palabrasy que en vez de ello, consiste en sílabas sin sentido, asemejándose al scat, se volverá a presentar esta noche en el Coloso de Reforma, para después continuar su tour por varias ciudades de Estados Unidos.

Tomado de: http://www.excelsior.com.mx/funcion/2017/04/04/1155794