Este jueves murió a la edad de 83 años, William Salice, cocreador del mundialmente conocido huevo Kinder Sorpresa.

 

Salice estaba internado en una clínica de Pavía, Italia, donde convalecía tras haber sufrido un derrame cerebral.

 

La prensa italiana confirmó el deceso del chocolatero, quien desde 1960 fue la mano derecha de Michele Ferrero, el padre de la Nutella, y juntos crearon muchos productos emblemáticos de la marca Ferrero.

William Salice, era originario de Turín pero residía en la ciudad de Savona.

Así nació el huevo Kinder Sopresa

 

A finales de la década de 1960 Ferrero estaba buscando revolucionar la tradición de regalar a los niños los populares de huevos de Pascua durante la Semana Santa; el resultado fue el huevo Kinder Sorpresa, en donde se tuvo la genial idea de introducir una cápsula con un juguete desmontado de plástico en su interior para ser ensamblado.

 

Al retirarse, William Salice obtuvo un bono de 400 mil euros por sus logros con el famoso huevo Kinder Sorpresa.

 

El éxito fue inmediato y duradero, al grado que varias generaciones han degustado y jugado con el original producto de la firma Ferrero, quien ha vendido miles de millones de huevos Kinder desde hace más de 40 años. De hecho, la empresa afirma que con su producción mensual de chocolate podría pavimentar los 400 mil metros cuadrados de la macroplaza de Monterrey.

 

Salice se retiró del mundo del chocolate en 2007 y con su jugoso bono creó la fundación Color Your Life, para ayudar al desarrollo del talento de adolescentes.

 

Los servicios fúnebres se realizarán en la iglesia de San Juan Bautista de Casei Gerola, en Pavía, Italia.