Muchas son las cosas que todos hacemos al terminar de tener sexo, por ejemplo ir al baño, quedarse acostado, bañarse, etc, pero hay algunas que no mencionamos por pena.

En el caso de las mujeres, hay cosas que si bien no aceptan, todas en algún momento han hecho que no involucran acurrucarse o platicar, ¿cuáles son?

Celebrar el tiempo
Al menos una vez, todas han celebrado haber aguantado mucho tiempo teniendo sexo, porque representa nuevos récords.

Revisar el condón
Aunque sepan que tuvieron sexo con protección o tomen anticonceptivos, siempre queda la duda de revisar que el condón no esté roto o tenga anomalía.
Bien dicen que es mejor prevenir que lamentar.

Tomar agua
Además de la deshidratación que pueden sentir en ese momento, lo hacen para evitar infecciones vaginales y eliminar a través de la orina, cualquier sustancia dañina.

Acostarse en otro lado de la cama
Por muy bueno que haya sido el encuentro, al final es mejor acostarse en una zona que no tenga humedad o sudor.

Arreglarse el cabello
Al tener sexo el cabello se mueve tanto que no importa cómo puede lucir, pero al final, cuando se regresa al estado normal, no es aceptable que sea un desastre.

Devolver las llamadas perdidas
Si la mamá, un amigo, el papá o alguien muy importante llamó mientras estaban en pleno acto, inmediatamente devolverán la llamada.

Pensar en faltar al gimnasio
Acaban de tener una buena práctica de ejercicio cardiovascular, así que hay permiso de faltar un día al gimnasio.

Buscar la ropa interior
Entre la euforia, la ropa interior sale volando en diferentes direcciones, lo que provoca una intensa búsqueda por la habitación.

Ir al baño
Ir a orinar y revisar que la zona íntima esté bien, sin irritación o cualquier otra anomalía es de las cosas más frecuentes.

Mirarse al espejo
En ese momento las mujeres se sienten seguras de sí mismas, más bellas y sin vergüenza de mostrarse por completo desnudas, así que dedican unos instantes a admirarse.

Pensar en lavar las sábanas
Estar en la cama y pensar si lavar las sabanas o dejar que se sequen con el ventilador, es algo que también pasa, aunque es menos frecuente.

julia-gorodinsky